• El parkinson podría tratarse con inmunoterapia

    El parkinson podría tratarse con inmunoterapia

    1 de Agosto de 2017

    Científicos han descubierto que la respuesta inmune, el proceso por el cual el sistema inmunitario ataca los propios tejidos del cuerpo, juega un papel en el parkinson.

    Hasta ahora, se pensaba entre los científicos que las enfermedades neurodegenerativas como el parkinson carecían de propiedades autoinmunes. Sin embargo, aunque su origen sigue siendo incierto, desde hace tiempo se está investigando sobre su posible relación con un mal funcionamiento del sistema inmunitario.

    Habitualmente considerado como un trastorno del movimiento, el mal de parkinson también desencadena alteraciones en la función cognitiva, en la expresión de las emociones y en la función autónoma. Un nuevo estudio liderado por David Sulzer, de la Universidad neoyorquina de Columbia publicado en Nature, apoya esta idea y piensa que el parkinson, una patología neurodegenerativa irreversible y progresiva que aún no tiene cura, podría ser una enfermedad autoinmune. Según Sulzer, dos fragmentos de alfa-sinucleína, una proteína que se acumula en las células del cerebro de los pacientes afectados, pueden activar las células T relacionadas con los ataques autoinmunes. Hace tres años, Sulzer ya había observado que las células T podían confundir neuronas dañadas por el parkinson con invasores externos.

    En la reciente investigación se compararon muestras de 67 pacientes y 36 individuos sanos para observar las diferencias en su cerebro. Los expertos se dieron cuenta de que un conjunto concreto de moléculas derivadas de alfa-sinucleína –que actúa como determinante antigénico manifestado por los alelos del complejo mayor de histocompatibilidad (CMH)– puede ser reconocido por las células T de los pacientes pero no por la de los individuos sanos.

    Una de las funciones de las proteínas CMH es unir fragmentos de proteínas procesadas y presentarlos en la superficie de la célula donde son analizados por células del sistema inmunitario. Este sistema ignora la mayoría de esos fragmentos, pero algunos de ellos provocan una respuesta inadecuada de las células T. La reacción de estas células depende de un gen implicado en el sistema inmunitario, lo que explicaría la asociación de la enfermedad con variantes de los genes del CMH que darían lugar a una respuesta autoinmune, y que podría ser la desencadenan de la enfermedad.

    El problema del parkinson se agrava a edades avanzadas y en ciertas patologías donde el proceso de reciclaje de proteínas se atenúa y da lugar a la acumulación de proteínas como la alfa-sinucleína. Si el sistema inmunitario no ha detectado esas proteínas previamente, las confundirá con un agente patógeno al que es necesario enfrentarse y atacar. Por ahora, este equipo de investigadores continúa analizando las respuestas de los pacientes para identificar las fases moleculares que derivan en una respuesta autoinmune en animales y modelos celulares. 

    Según Alessandro Sette, coautor del estudio e investigador de La Jolla Institute for Allergy and Immunology, su descubrimiento plantea la posibilidad de que la inmunoterapia pueda aumentar la tolerancia del sistema inmunitario a la alfa-sinucleína; así se podría prevenir o evitar que los síntomas del párkinson empeoren.

    Fuente: Muy Interesante

  • La falta de sueño te hace más sensible al dolor

    La falta de sueño te hace más sensible al dolor

    1 de Agosto de 2017

    Una investigación sugiere que dormir más alivia los dolores crónicos.

    Las personas aquejadas por dolores crónicos podrían tener a mano un paliativo sin efectos secundarios y más eficaz y barato que los analgésicos: dormir más. Esta es la conclusión de un estudio conjunto de médicos y especialistas del Hospital de Niños de Boston y el Centro Médico Beth Israel Deaconess, de la misma ciudad estadounidense.

    Los investigadores han descubierto también que estos pacientes podrían encontrar alivio tomando sustancias que los mantengan despiertos, como la cafeína o el modafinilo,un neuroestimulante que promueve el estado de alerta. Los resultados, publicados en la revista Nature Medicine, se basan en un trabajo realizado con ratones.  

    Sin sueño es peor.

    Para empezar, los investigadores midieron mediante electroencefalografías (EEG) y electromiografías (EMG) los ciclos del sueño de cada ratón estudiado. Luego dividieron en grupos a los roedores, y sometieron a algunos a una privación moderada del sueño, entreteniéndolos con ejercicios y juguetes en los momentos en los que se suponía que iban a empezar a dormir.

    El resultado fue inesperado: pasados cinco días, los animales comenzaban a mostrar una mayor sensibilidad al dolor. Además, el uso de analgésicos comunes como el ibuprofeno no mejoraba esta hipersensibilidad sobrevenida, y tampoco lo hacían remedios mucho más potentes como la morfina. 

    En contraste, tanto la cafeína como el modafinilo, usados para mantener el estado de vigilia, sí bloqueaban esta respuesta exacerbada a los estímulos dolorosos causada por la falta de sueño crónica o aguda. Curiosamente, en los ratones que habían dormido con normalidad, estas dos sustancias no tenían propiedades analgésicas.

    Lecciones para tratar el dolor crónico.

    De poder aplicarse a humanos –aún quedan muchas pruebas clínicas por realizar–, estos resultados posibilitarían nuevas formas de lucha contra el dolor crónico, un mal que aqueja a uno de cada cinco españoles. Los autores de la investigación piensan que, para estas personas, los analgésicos podrían ser una solución peor que la combinación de dormir bien y, de vez en cuando, usar sustancias promotoras del estado de vigilia para romper el ciclo del dolor.   

    Fuente: Muy Interesante

  • ¿Cómo afecta dormir mal a nuestra capacidad para aprender?

    ¿Cómo afecta dormir mal a nuestra capacidad para aprender?

    1 de Agosto de 2017

    Identifican qué área del cerebro se ve afectada y de qué forma por una mala calidad de sueño.

    La mayoría de nosotros sabemos que una noche de sueño reparador es clave para la felicidad y la productividad, y que a la inversa, esto es, una noche de insomnio o de dormir pocas horas, puede tener efectos negativos en nuestro rendimiento durante el día. Ahora, un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Zúrich y del Instituto Federal Suizo de Tecnología en Zurich (Suiza), ha descubierto precisamente cómo puede verse afectada el área del cerebro responsable de aprender nuevas habilidades por dormir mal.

     Los expertos se propusieron examinar el efecto de una fase de sueño profundo perturbado en la capacidad del cerebro, concretamente de la corteza motora, para aprender cosas nuevas. Así, contaron con la participación de 6 mujeres y 7 hombres a quienes se les pidió realizar tareas motoras durante el día siguiente a una noche de sueño ininterrumpida y después de una noche durante la que la fase de sueño profundo había sido alterada.

    Usando un electroencefalograma, los investigadores monitorearon la actividad cerebral de los participantes mientras dormían. El primer día del experimento en el que los participantes tuvieron que aprender una serie de movimientos con las manos, los participantes pudieron dormir sin molestias. En la segunda noche, sin embargo, los expertos manipularon la calidad del sueño de los participantes, enfocándose en la corteza motora e interrumpiendo su sueño profundo. A continuación, evaluaron la capacidad de los participantes para aprender nuevos movimientos. Por la mañana, el rendimiento de aprendizaje de los sujetos fue el más alto, como se esperaba. Sin embargo, a medida que avanzaba el día, cometían cada vez más y más errores. Algo que también se esperaba.

     Nuevamente, tras una noche de sueño reparador, la eficiencia de aprendizaje de los participantes aumentó de nuevo. Tras otra noche de sueño interrumpido, su eficiencia de aprendizaje no solo no mejoró sino que a la mañana siguiente, el rendimiento de los participantes fue tan bajo como en la noche del día anterior.

    La razón por la que esto ocurre, según los autores, es que al interrumpir el sueño profundo, las sinapsis de las neuronas no "descansan" como lo harían normalmente durante el sueño reparador. Sin este período de restauración nocturna, las sinapsis permanecen muy excitadas durante demasiado tiempo, algo que inhibe la 

    neuroplasticidad

    , y redunda en que aprender cosas nuevas ya no es posible.


    "En la región fuertemente excitada del cerebro, la eficiencia del aprendizaje estaba saturada y ya no podía cambiarse, lo que inhibía el aprendizaje de las habilidades motoras", explica Nicole Wenderoth, líder del trabajo. 

    Para confirmar que estaban alterando el área del cerebro derecho responsable del sueño profundo, los investigadores repitieron el experimento asignando la misma tarea pero manipulando una región diferente del cerebro. No se produjo ningún cambio en el desempeño de los participantes. Se trata de la primera vez que un estudio demuestra la relación causal entre el sueño profundo y la eficiencia del aprendizaje.

    Fuente: Muy Interesante

  • ¿Sentimos todos el dolor con la misma intensidad?

    ¿Sentimos todos el dolor con la misma intensidad?

    4 de Julio de 2017

    En absoluto. Hace algunos años, el neurocientífico Bob Coghill y sus colegas de la Universidad Wake Forest de Carolina del Norte (EE UU) analizaron el cerebro de varios sujetos con ayuda de imágenes obtenidas mediante resonancia magnética nuclear mientras les sometían a un mismo estímulo doloroso, y comprobaron que cada persona tiene una sensibilidad diferente al dolor, y que no siempre está directamente relacionada con el daño recibido.

    El tálamo, la región que recibe el mensaje doloroso de los nervios, se activa en todos nosotros de manera similar. Pero una vez que la señal alcanza el cerebro "cada persona valora la información basándose en su experiencia previa, sus emociones y sus expectativas" explica Coghill.


    Por otra parte, la anticipación del dolor hace que su intensidad aumente. Arne May, de la Universidad de Hamburgo, lo comprobó aplicando calor en el brazo de varios voluntarios durante seis días consecutivos. A la mitad de los sujetos les avisó de que el dolor se haría cada vez más intenso, y manifestaron experimentar la misma molestia cada día.

    El resto de los participantes, que no recibieron esta información pero se sometieron al mismo aumento del estímulo, curiosamente fueron sintiendo menos dolor a medida que transcurrían los días. A esto se suma que las palabras que usamos también pueden influir en la percepción del dolor.

    Por ejemplo, si describimos que el pinchazo de una vacuna va a ser "casi imperceptible" nuestro cerebro siente mucho menos dolor que si antes de aplicarla lo describimos como "horrible" o "desolador", tal y como demostraba un reciente estudio alemán publicado en la revista Pain.

    muyinteresante.es

  • ¿Por qué la primera noche fuera de casa se descansa mal?

    ¿Por qué la primera noche fuera de casa se descansa mal?

    4 de Julio de 2017

    Es un efecto que todos hemos experimentado: cuando pasamos una noche fuera de casa, nuestro entorno habitual de sueño –por ejemplo, cuando nos vamos de vacaciones–, tendemos a desvelarnos. 

    Un experimento dirigido por Masako Tamaki, psicólogo de la Universidad Brown (EE. UU.), intenta aclarar alguno de los factores que producen esta dificultad para dormir. Y su conclusión es que, al parecer, uno de nuestros hemisferios cerebrales permanece despierto cuando intentamos conciliar el sueño fuera de nuestro entorno habitual.

    De esa manera, lo que ocurre es que mantenemos un sueño mucho menos profundo. Los ruidos, las sensaciones táctiles y los olores extraños impiden que se relaje el estado de alerta, al igual que les ocurre a otras especies animales. Un fenómeno que se pudo apreciar en esta investigación utilizando técnicas neurológicas: los patrones fisiológicos de las dos partes del cerebro eran distintos.

    Hay varias soluciones para esta dificultad de conciliar el sueño. Los investigadores señalan que las personas que duermen continuamente en lugares diferentes por motivos laborales se adaptan y acaban haciendo suya cada habitación. 

    Otra de las estrategias disponibles es la que utilizan los niños pequeños, que llevan objetos personales –muñecos, almohadas, etcétera– consigo para hacer que el dormitorio desconocido se vuelva más amigable.

    En todo caso, el estudio, que utilizaba técnicas de polisomnografía y neuroimagen, localizaba el efecto solo en la primera fase de sueño. Es decir: lo habitual es que tengamos dificultad para dormirnos, pero luego el patrón de descanso será normal. Además, eso ocurrirá la primera noche; en las siguientes, nos acostumbraremos y eso nos permitirá hacer de cualquier lugar un hogar.

    muyinteresante.es

  • Presoterapia: mejora tu circulación ya

    Presoterapia: mejora tu circulación ya

    4 de Julio de 2017

    Un tratamiento que mejora la circulación sanguínea, sobre todo en las piernas.

    Más información

  • NaturEnergy de IPD

    NaturEnergy de IPD

    4 de Julio de 2017

     Está basada en la medicina biofísica, que combina vibraciones mecánicas con calor por infrarrojos.

    Más información

  • Cuando tu dolor de espalda puede esconder algo más grave

    Cuando tu dolor de espalda puede esconder algo más grave

    4 de Julio de 2017

    Dolores y diversas patologías en la espalda.

    Más información

    elconfidencial.com

  • El descanso deportivo, el entrenamiento invisible

    El descanso deportivo, el entrenamiento invisible

    4 de Julio de 2017

    El descanso, imprescindible para conseguir el máximo rendimiento en los entrenamientos.

    Más información

    cmdsport.com

  • Síguenos en las Redes Sociales

    Síguenos en las Redes Sociales

    24 de Mayo de 2017


    Si deseas saber más sobre nosotros, podrás encontrarnos en las Redes Sociales.

    Facebook
    Twitter